El salón magenta

Etiquetas

, , , , ,

El salón magenta de Mário de CarvalhoEl «suceso» había sido un atraco con un estúpido cuchillo de cocina, un precipitado baile de piernas y golpes brillantes y certeros, pero bien podía haberse tratado de un extraño ataque de cualquier enfermedad o una pérdida visual duradera… poco importaba la razón que había obligado a Gustavo a realizar un parón en su vida y comenzar así una revisión de sus amores, de sus relaciones, de su arte.

Prestigioso director de cine (aunque poco diga a los demás, siempre le gustó decirse “cineasta”) convencido de su falta de talento, amante inestable e irreal, Gustavo pasa los días de convalecencia junto a su hermana Marta, una mujer débil, inocente y autoengañada, a quien no deja de tratar de un modo algo brusco y agitado, recordando las razones y los días, entre otros, en los que amó desesperadamente a la cruel Maria Alfreda en un salón «de tonos magenta  cortados por rojos y negros repentinos», o en los que sintió obligado por Cristina a bailar una insensata danza de juego y adulterio.

Mário de Carvalho, con “El salón magenta” nos propone una visión enormemente crítica del mundo artístico portugués (¿hay alguna diferencia con el nuestro?), superpoblada de personas de alto nivel cultural, pero con enormes dificultades para las relaciones sanas con sus iguales. Una visión profundamente cargada de ironía, casi tragicómica sobre el fracaso, tanto el amoroso como el personal, el desencuentro y la mentira. Con esta novela Mário de Carvalho, convertido en unos de los mejores escritores portugueses de la actualidad, obtuvo, por segunda vez, el Premio Fernando Namora en el año 2008.

Una excelente aunque nada sencilla novela, escrita con lenguaje muy depurado y cuidado que proporcionará a los lectores más exigentes motivos para seguir creyendo. ¿Quién dijo que en verano solo pueden leerse libros sin sustancia?

El Gran Gatsby

Etiquetas

, , , , , ,

gran gatsbySeguramente habrá personas que se hayan acercado por primera vez a la genial novela de F. Scott Fitzgerald gracias a la adaptación que de ella hace la discutible película del australiano Buz Luhrmann que se presentó en la pasada edición del Festival de Cine de Cannes, pero para este librero, se trata de una revisión del personaje y la época basada más en un altísimo presupuesto, una gran parafernalia y unos fuegos artificiales completamente impropios, que en la fuerza emocional del relato del genio estadounidense. Esa posiblemente sea una de las poquísimass cosas que debemos agradecer a la película. 

Pero si hablamos de adaptaciones de este clásico, en Taiga nos decantamos, sin ningún lugar a dudas, por la que el ilustrador catalán Ignasi Blanch ha realizado para la siempre atractiva editorial Nórdica Libros. En esta versión (que cuenta también con una nueva traducción bastante más cercana que las anteriores), las ilustraciones, muy numerosas por cierto, guardan el espíritu evocador de la novela publicada por primera vez en el año 1925, sin perder a pesar de ello nórdnada de la original mezcla entre ingenuidad y oscuridad que caracteriza la obra de Blanch.

La historia de “El Gran Gatsby” es bastante conocida: en los años 20 del pasado siglo la fiesta, el jazz y el desenfreno funcionan como una especie de venda en los ojos ante la enorme debacle que se aproxima. Nick Carraway, proveniente del Medio Oeste, llega a Nueva York en la primavera de 1922, en una época loca y feliz en la que la Bolsa no deja de subir y buscando su propio sueño americano, conoce a su vecino, Jay Gatsbyun joven y misterioso millonario, muy popular por sus impresionantes fiestas. Al otro lado de la bahía viven Daisy y su mujeriego marido, Tom Buchanan. El joven Nick se verá inmerso en el mundo cautivador de los millonarios, sus ilusiones, amores y engaños.

Considerada como una de las mejores novelas escritas en los Estados Unidos en el siglo pasado, incluso por su propio autor, “El Gran Gatsby” a la que es recomendable acercarse cada cierto tiempo, porque, como dijo Harold Bloom, “cada vez que lo hacemos sentiremos un renovado placer”. Esta es una buenísima oportunidad.

Stoner

Etiquetas

, , , , , ,

Cuando hace algo más de un año, Alberto y quien escribe nos planteamos poner en marcha este blog de recomendaciones de libros, teníamos claro que en él solamente tendrían cabida los mejores libros de entre los que se iban editando como novedades. Esta era la forma de estar seguros de que nuestros amigos leían buena literatura, sin dejar por ello de estar “al día”.

Stoner de John Williams

Pero también tuvimos claro que haríamos excepciones si en nuestro camino se cruzaban libros que nos llegaran a emocionar de un modo intenso; libros geniales que, de otro modo, pasarían inadvertidos muy  posiblemente para los amigos de Taiga. El libro que nos ha emocionado y que queremos compartir con vosotros en esta ocasión constituye una de esas inusuales excepciones: “Stoner” de John Williams, editado por la editorial tinerfeña Baile del Sol, una novela injustamente olvidada durante décadas que, gracias a la constancia de algunos críticos y, por supuesto, sus editores, hoy podemos disfrutar… ¡y cuánto!

A lo largo de la novela acompañamos de un modo lineal, pero de ninguna manera tedioso, la vida de William Stoner, un hombre destinado a cuidar la granja de sus padres en su Misuri natal, pero que gracias a la magistral malevolencia del viejo profesor Sloan, desarrolla una pasión incontrolable y definitiva por la literatura inglesa que cambiará su destino: un enorme acto de rebeldía que, sin embargo será uno de los pocos que Stoner se permitirá en su vida.

A medio camino entre la indolencia y la timidez, Stoner tiene la sensación de ir renunciando a todo aquello que la vida le ofrece, pero para lo que cree no estar destinado, y cree así convertir su vida en un normal y anodino fluir, sin darse cuenta de que todo ello ayuda a forjar su carácter y a fortalecer sus puntos de vista y decisiones.

Intrigas académicas, un matrimonio desgraciado, una amada aunque desdichada hija, la endeble pero verdadera amistad, un amor tardío y apasionado… una serie de detalles que de haber sido contados por un escritor sin el necesario talento, podrían haber convertido la novela en una aburrida biografía más, pero que el magnífico estilo narrativo de John Williams, pausado, elegante (aunque sin grandes alardes) y con una fuerza brutal para narrar historias mínimas, ha convertido “Stoner” en una de las mejores novelas que hemos leído últimamente. Ojalá cada vez llegue a más personas y sea finalmente reconocida como lo que se merece: una obra maestra.

Yo mataré monstruos por ti

Etiquetas

, , , , , ,

Una nueva recomendación en nuestra sección “Los Abrazos del Pulpo“:

matare_monstruos_por_ti_santi_balmes_lyona

Título: “Yo mataré MONSTRUOS por ti

Autor: Santi Balmes.

Ilustradora: Lyona.

Editorial: El Principal de los Libros.

Euq etnavel al onam leuqa euq on ayah oditnes odeim la esretem ne al amac anugla ehcon. O lo que es lo mismo: Que levante la mano aquel que no haya sentido miedo al meterse en la cama alguna noche… o al silencio que retumba y pesa, cuando todos (hasta la tele) se han dormido ya y dos ojos no son suficientes para abarcar todos nuestros temores a una habitación demasiado oscura… o a una cama demasiado grande… o a una casa demasiado vacía… al sentimiento en fin de abandono y desamparo que nos atenaza el corazón cuando nos sentimos solos… y vulnerables.

Pues bien, este álbum trata precisamente de eso, de eliminar esos miedos de nuestra mente porque, precisamente, únicamente están ahí… en nuestro interior. De cómo una palmadita en el hombro, o un empujón, o una caricia, nos puede hacer ver la realidad con otros ojos y que siempre es bueno ponerse en la piel de la otra persona para tratar de ver sus sentimientos y sus miedos, que también los tiene.

Esto es lo que hicieron las protagonistas de nuestro cuento: conocer sus miedos precisamente para enfrentarse a ellos y vencerlos. Dos mundos paralelos: el de los humanos y el de los monstruos tan lejanos el uno del otro, tan desconocidos y tan temidos el uno para el otro que una noche… tan solo con estirar el brazo es suficiente para…

Y si no, siempre podréis llamar a papá. Por cierto ¿habéis pensado alguna vez cómo se dice vuestro nombre al revés?

afuera llovía

Hoy por Hoy es el Día del Libro 2013

Etiquetas

935781_10151443959888127_1562350488_n

Como ya sabéis, el día 23 de abril se celebra el Día Internacional del Libro y de los Derechos de Autor (¡madre mía! ¿ya ha pasado otro año?). Es el día en el que consigues un 10 % de descuento en todos los libros que compras en la librería (y en la Feria) y el día en el que allá donde estés puedes encontrar actos, homenajes, sorpresas y demás zarandajas alrededor de los libros.

Además, es uno de los pocos días del año en los que los libros acaparan infinidad de artículos en la prensa y muchos minutos en las noticias de radio y televisión… y por eso, desde Taiga, hemos pensado (Alberto es así) que podíamos celebrarlo invitando a los amigos de la Cadena SER en Toledo a emitir su Hoy por Hoy (de 12.20 a 14 horas) desde la librería, con la posibilidad, claro está, de que quien quiera acercarse hasta aquí pueda asistir a la creación de este espacio de radio especialmente dedicado al fomento de la lectura.

Acompáñanos y disfruta… pero sobre todo, ¡LEE!

La soledad del corredor de fondo

Etiquetas

, , , , , ,

Como muchos de vosotros sabréis, el próximo sábado 20 de abril, con motivo de la cercanía de la celebración del Día del Libro, la Librería Taiga y la empresa de Deporte, Ocio y Aventura Anticiclón hemos organizado la 1ª Carrera Popular y Solidaria “Dia del Libro Taiga – Anticiclón”.

´1ª Carrera Popular del Día del Libro

Se trata de una carrera con distintas categorías en la que pueden participar desde los más pequeños a los más mayores.

La soledad del corredor de fondoCon este motivo, esta semana queremos recomendaros una joya literaria felizmente recuperada por la editorial Impedimenta; una obra que, a pesar de haber sido escrita a finales de los cincuenta, resulta sorprendentemente actual. Hablamos del libro “La soledad del corredor de fondo“, escrita por el británico Alan Sillitoe durante los años que vivió en España. Se trata de una recopilación de relatos que Sillitoe, como miembro del grupo Jóvenes cabreados, escribió para manifestar su contundente rechazo a los derroteros que la política y la literatura británica estaban tomando tras la victoria aliada en la  Segunda Guerra Mundial.

Los prejuicios, la lucha de clases, la inevitabilidad de la delincuencia o las terribles consecuencias de la industrialización más brutal son los temas que podemos encontrar en estos relatos escritos de un modo admirable por un autor que, como sus personajes, quiso rebelarse ante la realidad que le tocó vivir convirtiéndose casi en lo que hoy conoceríamos por un joven antisistema. Como dice el escritor Kiko Amat en el acertado prólogo que abre esta edición, los protagonistas de estos relatos son punks, skins y sans culottes, más dados a la patada y la farra que al orden democrático establecido.

Pero de entre los 9 relatos que componen el libro, es el primero, el que da título a la obra, el que más nos ha apasionado y más tiene que ver con el tema con el que comenzamos esta recomendación: correr. En La soledad del corredor de fondo encontramos al joven Colin Smith, internado en un reformatorio tras ser detenido por robar en una panadería, que en el mundo represor del reformatorio conoce un asomo de libertad al descubrir la pasión por correr. Cuando el director del reformatorio toma a Colin como bandera de su “maravillosa” gestión y lo presenta a los campeonatos intercentros, Colin le sigue la corriente, corre como un auténtico campeón, pero se guarda un as en la manga para conseguir mantener intactos sus principios y no doblegar su espíritu rebelde a cambio de unos beneficios que seguramente acabarían con su libertad interior.

Unos enormes relatos construidos con una perfecta estructura narrativa, cargados de emoción y de reivindicación que muy bien podrían haber sido escritos hoy en día a raíz de los indignantes momentos que estamos viviendo en nuestro país y en nuestro continente. Hagamos como Colin y salgamos a correr, démonos la libertad para soñar de quien elige su ritmo, su recorrido y su tiempo y decide no cambiarla por la torpe necesidad de ganar.

El pan a secas

Etiquetas

, , , , , , ,

En Taiga, modestamente, vamos teniendo un bagaje como libreros y en esta ocasión nos ha dado por recordar títulos y autores, por rememorar alguno de aquellos que, tras su paso más o menos exitoso por librerías, se han quedado en la memoria de los lectores y nos los han seguido pidiendo, a pesar de haber sido descatalogados por la editorial (lo que, lógicamente, ha animado a estas a plantearse una nueva edición): libros como “Vía Revolucionaria” de Richard Yates, (hoy disponible en Alfaguara), “El último suspiro” de Luis Buñuel (hoy en Debolsillo) o el algo esotérico, pero siempre eficaz “Conversaciones con Dios” de Neale Donald Walsh (también en Debolsillo) son algunos de estos títulos buscados e inencontrables durante un tiempo.

Pan a secasPero el que en su día más nos llamó la atención por la cantidad de personas que se quedaron sin él y por la calidad de la novela fue el caso de “El pan desnudo” de Mohamed Chukri, un libro que desapareció de las estanterías al eliminar la editorial Debate de su catálogo los libros de ficción y que ha sido recuperado, reescrito, “retraducido” y retitulado, todo ello gracias a la magnífica labor de la editorial Cabaret Voltaire. Por eso y por la genialidad de la novela, queremos convertirla en uno de los libros del mes.

El Pan a secas” (como se titula ahora la obra) narra la historia de un chico marginal del Rif, un joven (el propio autor) que tiene que buscarse la vida fuera de su casa, debido al carácter terriblemente violento de su padre y a la miseria en la que la holgazanería de este les obliga a vivir. El enfrentamiento con sus iguales, las peleas, el alcohol (incluso a edad muy temprana) y el descubrimiento del sexo, en general el de pago, son narrados de un modo sencillo, directo, pero enormemente emotivo, que sirve a Chukri para mostrarnos un retrato del Marruecos de los años 40 y 50, bajo el protectorado español y con una cultura del poder y del miedo tan cruda como extendida.

«Lloro la muerte de mi tío junto con otros niños. Ya no solo lo hago cuando me pegan o cuando pierdo algo. Ya había visto llorar a más gente. Es época de hambre en el Rif; de sequía, de guerra.
Una tarde, no pude contener mis lágrimas del hambre que tenía. Chupaba y rechupaba mis dedos. Solo vomitaba saliva. Mi madre trataba de calmarme…»

Mohamed ChukriMohamed Chukri, bohemio, bebedor y escritor maldito, fue un joven analfabeto, pero que al poco de comenzar sus estudios, tuvo un furioso encuentro con la literatura y su mundo, convirtiéndose en uno de los autores de referencia de su país. En “El pan a secas” narró su autobiografía, una vida llena de robos, palizas, putas y kif, que, como hemos dicho, retrata esa sociedad marroquí pobre, salvaje y cruel con una fuerza narrativa extraordinaria. Una obra de culto, prohibida en Marruecos hasta el año 2000, que ya es todo un clásico disponible, por fin, en cualquier librería.

Antigua Luz

Etiquetas

, , , , , ,

Antigua Luz de John BanvilleLo primero que debemos advertir a alguien que por primera vez toma entre sus manos una novela de John Banville es que se va a encontrar con un escritor virtuoso del lenguaje, con un autor a quien importa más la belleza de una frase que el ritmo con el se desarrolla una trama. Si esto no le asusta, pondremos un enorme entusiasmo en recomendar la lectura de Banville, por ser uno de esos autores capaces de hacernos soñar con la historia de un recuerdo, de obtener juego y belleza de recuerdos terribles y dramáticos.

Antigua luz” es una demostración de la facilidad con la que inventamos cuando creemos recordar, de las trampas de la memoria. El narrador es Alexander Clave, a quien ya conocimos en las anteriores novelas de BanvilleEclipse” e “Imposturas” (ambas editadas por Anagrama), un actor de teatro ya retirado incapaz de perdonarse el suicidio de su hija Cass, que recuerda como una manera de seguir sintiéndose vivo, su primer amor, un amor clandestino con Mrs. Gray, veinte años mayor que él y, para colmo, la madre de su mejor amigo. Una sorprendente y tardía oferta para encarnar en el cine al escritor y farsante Alex Vander le llevará a intimar con la joven actriz protagonista cuya vida, como la de Cass, bordea el abismo y supone para Clave una extraña conexión entre el pasado y el presente; entre la culpa y el perdón.

Aunque las tres novelas podrían formar una trilogía, “Antigua luz” puede leerse de modo independiente, sin dejar nada a deber (el mismo Banville reconoce que la trilogía no estaba en su intención, que la comprendió una vez terminada), ya que se trata de una novela deslumbrante, escrita con una pluma magistral y en la que más que desfilar personajes podríamos decir que pululan fantasmas, nuestros propios fantasmas, que aportan o roban luz según la voluntad del propio narrador.

Perdonad a este librero si os parece que exagera, pero es que le cuesta mucho disimular la pasión por el estilo narrativo de Banville.

Las Solidaridades Misteriosas

Etiquetas

, , ,

Solidaridades Misteriosas de Pascal QuignardTermina 2012… ¡por fin! dirán muchos y quizá tengan razón. Pero como en este año (en general nefasto) también ha habido momentos inolvidables, desde Librería Taiga queremos terminarlo recomendándoos un libro de aquellos de los que no es fácil desprenderse: un libro de una belleza extraordinaria, dura y conmovedora. Os hablamos de “Las Solidaridades Misteriosas” del gran Pascal Quignard, editada por Galaxia Gutenberg.

En esta novela entramos en la vida de Claire Methuen, una brusca mujer, casi salvaje en ocasiones, que se acerca a la cincuentena y que de golpe abandona su exitosa (aunque desoladora) carrera como traductora y lingüista, dejando atrás su trabajo y su piso parisino para volver al pueblecito en el que se crió y en el que conoció (o creyó conocer) el amor. En un supermercado, Claire se reencuentra con la profesora de piano de su niñez quien, convertida en una entrañable anciana, le propone irse a vivir con ella y, más adelante, adoptarla como hija. Poco a poco, Claire comienza a reubicarse en el pueblecito redescubriendo los lugares que tan importantes fueron en el pasado, los acantilados y las rocas… vuelve a apasionarse por la naturaleza y el mar de Bretaña, pero de un modo tan obsesivo que se convierte en alguien capaz de dialogar más naturalmente con un paisaje que con las personas que le rodean, incluida su propio hermano Paul. Como dice su autor, una novela construida que no está construida sobre fuertes sentimientos ni sobre una especie de perdón redentor, sino sobre esas relaciones y solidaridades tan particulares que se crean entre aquellos que han compartido la más pura infancia.

Una novela exquisita y magistral destinada a los lectores que sepan disfrutar de un estilo narrativo desposeído de todo adorno superfluo, de un estilo preciso, de la pura poesía de sus descripciones; algo que no supone una sorpresa para quienes ya conocen la obra del escritor, poeta y músico que es Pascal Quignard, pero que es una verdadera invitación a conocer la obra de uno de los autores europeos más talentosos y singulares.

Hace cuarenta años

Etiquetas

, , , ,

La mayoría de las ocasiones en las que el autor de un libro nos lleva a un episodio pasado de su vida, a un recuerdo que se abre paso en el presente, lo hace con el filtro del tiempo, con las muescas que en ese recuerdo han ido dejando los días y los hechos posteriores. En muy pocas ocasiones (más aún si se trata de un hecho autobiográfico) encontramos que este ha permanecido puro e intacto en la memoria de su autor y se nos acerca con la misma pasión y la misma llama que ardió en el pasado.

hace cuarenta añosEn una obra tan breve como poderosa, Maria Van Rysselberghe comienza rememorando la Casa de la Duna, lugar situado en las playas del Mar del Norte, en donde fue posible este amor puro que se va construyendo a sí mismo, sin necesidad de consumación, como un sueño intenso en el que los amantes no sufren, sino que se sienten dichosos y protegidos a sabiendas de que todo terminará muy pronto.

Hace Cuarenta Años“, Maria vivió durante un mes esta historia de amor que guardaría en un lugar privilegiado durante toda su vida, aunque sin que esta lleguase a dominarla, como aclara ella misma. La casa de la duna, donde veraneaban Maria y su marido el pintor Theo van Rysselberghe, es testigo de este amor fruto de la casualidad: Theo debe partir, Hubert (amigo de la pareja, también felizmente casado) necesita pasar unos días junto al mar y su esposa no puede acompañarle. Unidos por la pasión por el arte y la literatura ambos se abandonan a una fascinación emocional, a una exaltación amorosa y una entrega, lo cual nos es narrado de un modo tan delicado y con una belleza tan emotiva que consigue llegar al corazón de aquellos lectores que sepan abandonarse a la buena literatura.

Los detalles sobre quién fue Hubert o cómo Theo vivió esta historia, son conocidos, pero la verdad, poco nos importan a nosotros. Lo que realmente nos interesa es la preciosa edición de Errata Naturae, el exquisito epílogo de Natalia Zarco (librera, aunque parezca mentira) y la delicadísima traducción de Regina López que nos ayudan y mucho, a que podamos disfrutar de esta hermosa, singular, breve, pero intensa novela.

Maria van Rysselberghe retratada por su marido Theo en 19097

Maria van Rysselberghe retratada por su marido Theo en 1907