Etiquetas

, , , , , ,

El libro que os queremos recomendar en esta ocasión es una novela de una belleza extraordinaria y conmovedora: una auténtica obra de arte recogida en unas pocas paginas.

Porque se trata de una nouvelle escrita por Thomas Wolfe, un escritor que nació en 1900 en los Estados Unidos y en tan solo 38 años de vida (falleció de una tubercolosis) supo ganarse el respeto de autores tan consagrados como Jack Kerouac, Sinclair Lewis o el mismísimo William Faulkner y que, además de esta “obrita”, tuvo tiempo de escribir obras más extensas como “El ángel que nos mira” (que hoy podemos encontrar en la editorial Valdemar) o “Del tiempo y el río”.

En “El niño perdido”, Wolfe intenta recuperar la memoria de su hermano perdido, un chico de enorme talento, “el niño serio de ojos oscuros”, fallecido a los 12 años y que tiene como patio de recreo una plaza en la que parece saciar todas sus necesidades, todas sus inquietudes infantiles.

La Exposición Universal de Saint Louis de 1904 sirve de paisaje para este homenaje, escrito en cuatro tiempos, con cuatro voces, que reflexiona sobre la fascinante etapa de la infancia, el paso del tiempo y la muerte con un lirismo enormemente sugerente y una estructura narrativa perfecta. Los hechos cotidianos se convierten, gracias a la maestría de Wolfe en hechos casi grandiosos, pero sin artificios ni florituras innecesarias.

Gracias a la Editorial Periférica tenemos la oportunidad de disfrutar de una de las obras más evocadoras, inteligentes y hermosas que pueden encontrarse en la librería.

Anuncios