Etiquetas

, , , , ,

Erri de Luca, Los peces no cierran los ojosEl libro que os queremos recomendar en esta ocasión quizá os haga recuperar el álbum de fotos de aquellas vacaciones tan especiales o preguntaros si fue real aquella tarde tan hermosa, pero esa no es nuestra intención. Lo que queremos conseguir es que disfrutéis de un libro escrito con una sutileza aplastante (si se nos permite el oximoron).

“Los peces no cierran los ojos” es una visita a los recuerdos de infancia de su autor, hace cincuenta años, a un verano vivido a caballo entre la pesca, la playa y los libros. Pero no se limita a narrar unos acontecimientos como los que cada uno de nosotros ha vivido, sino que de un modo delicado nos muestra el descubrimiento (casi traumático) del mundo adulto, de la justicia, de la vida, del amor…

Con la sencillez del joven poeta que hoy sigue siendo, Erri de Luca, uno de los autores italianos contemporáneos más importantes y que más nos han apasionado desde Ítalo Calvino, nos trae en esta breve novela el momento de su vida en el que su edad comenzó a contarse con dos cifras, es decir, comenzó a terminar la infancia. Un momento en el que una idea de justicia basada en el castigo y la redención supuso el primer enfrentamiento y la primera decepción con el mundo adulto. Pero también un momento en el que experimentó el primer beso, el primer amor, el de una joven norteña amante de los animales y los libros que veraneaba en una isla frente a las playas de “su” Nápoles, una ciudad “invivible, pero insustituible” como dijera Joaquín Sabina de Madrid.

Una novela inteligente y delicada, en la que, como en la conmovedora “El día antes de la felicidad”, vivimos historias mínimas, reconocibles, escritas sin nostalgia, pero con una gran belleza.

Anuncios