Etiquetas

, , , , , ,

Cuando hace algo más de un año, Alberto y quien escribe nos planteamos poner en marcha este blog de recomendaciones de libros, teníamos claro que en él solamente tendrían cabida los mejores libros de entre los que se iban editando como novedades. Esta era la forma de estar seguros de que nuestros amigos leían buena literatura, sin dejar por ello de estar “al día”.

Stoner de John Williams

Pero también tuvimos claro que haríamos excepciones si en nuestro camino se cruzaban libros que nos llegaran a emocionar de un modo intenso; libros geniales que, de otro modo, pasarían inadvertidos muy  posiblemente para los amigos de Taiga. El libro que nos ha emocionado y que queremos compartir con vosotros en esta ocasión constituye una de esas inusuales excepciones: “Stoner” de John Williams, editado por la editorial tinerfeña Baile del Sol, una novela injustamente olvidada durante décadas que, gracias a la constancia de algunos críticos y, por supuesto, sus editores, hoy podemos disfrutar… ¡y cuánto!

A lo largo de la novela acompañamos de un modo lineal, pero de ninguna manera tedioso, la vida de William Stoner, un hombre destinado a cuidar la granja de sus padres en su Misuri natal, pero que gracias a la magistral malevolencia del viejo profesor Sloan, desarrolla una pasión incontrolable y definitiva por la literatura inglesa que cambiará su destino: un enorme acto de rebeldía que, sin embargo será uno de los pocos que Stoner se permitirá en su vida.

A medio camino entre la indolencia y la timidez, Stoner tiene la sensación de ir renunciando a todo aquello que la vida le ofrece, pero para lo que cree no estar destinado, y cree así convertir su vida en un normal y anodino fluir, sin darse cuenta de que todo ello ayuda a forjar su carácter y a fortalecer sus puntos de vista y decisiones.

Intrigas académicas, un matrimonio desgraciado, una amada aunque desdichada hija, la endeble pero verdadera amistad, un amor tardío y apasionado… una serie de detalles que de haber sido contados por un escritor sin el necesario talento, podrían haber convertido la novela en una aburrida biografía más, pero que el magnífico estilo narrativo de John Williams, pausado, elegante (aunque sin grandes alardes) y con una fuerza brutal para narrar historias mínimas, ha convertido “Stoner” en una de las mejores novelas que hemos leído últimamente. Ojalá cada vez llegue a más personas y sea finalmente reconocida como lo que se merece: una obra maestra.

Anuncios